Desde el comienzo siempre hemos sido una marca que se identifica con un estilo de vida sostenible y nos preocupa el medio ambiente. Lo demostramos a través de nuestras colecciones que constantemente están inspiradas en el medio ambiente, en nuestro amor por los animales o en nuestros paisajes y ecosistemas. 

En el día a día en nuestro taller y oficina también buscamos contribuir reduciendo el consumo de plásticos de un solo uso, reduciendo las producciones, reduciendo y controlando el consumo de agua y luz, reduciendo huella de carbono usando cadenas de suministro en lo posible locales y cercanas y fabricando nuestras prendas y accesorios 100% en Colombia.

Reutilizando telas y otros insumos para la fabricación de nuestra línea de accesorios. Reutilizando cubre vestidos y bolsas de papel para el transporte de las prendas desde el taller a las tiendas. 

Reciclando de forma correcta los desechos generados y entregando a diferentes centros de acopio estos residuos. 

Hoy queremos compartir con ustedes algunas de las prácticas, consejos y otros tips que consideramos muy útiles y que nos ayudan a ser más conscientes y responsables.

 

Todo se resume en esta regla: REDUCIR, REUTILIZAR y RECICLAR. Este debería ser un mantra que tengamos presente y consciente todos los días. 

 

  1. REDUCIR

Cuando hablamos de reducir lo que estamos diciendo es que se debe tratar de minimizar o simplificar el consumo de productos de todo tipo, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios.

 

  • La clave está en comprar responsablemente. 
  • Escogiendo ojalá productos elaborados lo más cerca posible y de los que puedas conocer la cadena de suministro.
  • Puedes empezar reduciendo el uso y consumo de plásticos de un solo uso, por ejemplo cambia las botellas plásticas por un termo que puedas cargar y llenar las veces que quieras. Esto igual con todos los elementos plásticos como pitillos, platos, vasos, cubiertos, etc. Ahora encuentras alternativas en madera y cartón para estos utensilios.
  • Reduce el consumo de alimentos que vengan en paquetes individuales. Por ejemplo, en vez de comprar galletas que vengan en muchos paquetes, opta por comprar el paquete grande y porcionas tus propios “paqueticos” en tuppers u otro tipo de contenedores.
  • Compra a granel. Cada vez más supermercados tienen esta opción para granos o inclusive detergentes.
  • Reduce el consumo de carne 
  • ¿Puedes usar menos tu carro? 

 

  1. REUTILIZAR

 

Reutilizar es darle una segunda vida a un producto. Puede ser cambiar el chip en nuestros hábitos de compra y no guiarnos por la idea de “comprar, usar y botar”, a la que estamos cada vez más acostumbrados gracias al fast fashion. Antes de tirar un objeto o una prenda que ya no usas, pregúntate si no puedes darle otra utilidad o puedes ponerla en una venta second hand. Hoy en día estas iniciativas están muy de moda y cada día tendrán más demanda. No solo estarás ayudando al medio ambiente sino también puedes hacer algo de dinero. 

 

  • En vez de coger siempre bolsas nuevas para las frutas y verduras en el supermercado, reutiliza las que tengas o busca bolsas en malla de algodón reutilizables.
  • Reutiliza empaques tipo ziploc, frascos de mermelada y úsalos para guardar especies, granos o como tuppers.
  • ¿Tienes ropa que ya no usas? Busca una venta de segunda o una donación, o mira si le puedes dar una nueva vida alterando la prenda en una sastrería. 
  • TIP! Puedes aprovechar todos los sobrados de verduras que salen cuando uno las corta o limpia como: la cabeza de la cebolla, cáscara de zanahoria, hojas de apio, etc. Los vas recolectando en una ziploc en el congelador y cuando tengas la bolsa llena puedes hacer un super caldo de verduras con ellas. 
  • Las bolsas de papel puedes usarlas para guardar fresas, hongos y otras verduras en la nevera. Ayuda a que no se dañen tan rápido. 

 

  1. RECICLAR

 

La última de las tareas es reciclar. Los humanos siempre hemos producido residuos, pero hoy en día, gracias al consumismo, es que vemos un incremento desorbitado en el volumen de las basuras. Además se ha incrementado su toxicidad hasta convertirse en un gravísimo problema para la sociedad. 

Así que cuando botes algo a la basura, piensa en donde va a ir a parar ese desecho. Lo mínimo que podemos hacer es ser responsables de nuestra propia basura y hacer lo que más podamos por darle un “correcto” fin.

 

  • No compres bolsas de plástico para botar más plástico. Reutiliza las bolsas en las que viene el mercado o si te toca comprar busca la alternativa compostable.
  • Desecha plástico, latas y vidrios limpios. No cuesta nada enjuagar con un poco de agua y jabón.
  • Agrupa el papel limpio y deséchalo en una bolsa de papel igualmente limpia
  • Piensa en los recicladores, ayuda a hacer su trabajo un poco más agradable
  • TIP! NO tires a la basura negra los residuos orgánicos.  ¿Sabías que los residuos orgánicos en los rellenos sanitarios producen gas metano el cual es mucho más dañino que el CO2? La alternativa para esto es el compostaje. Te recomendamos que conozcas esta empresa https://www.mascompost.org/
  • TIP! Llena las botellas de plástico (gaseosas, detergentes, etc) con envolturas de plástico limpio por ejemplo, la bolsa del pan, los paquetes de galletas, los sachets de detergentes… ¿Sabías que se pueden construir casas con estos residuos? Puedes ver más en la cuenta de Instagram de @Ecoworks. Una excelente solución para darle una segunda vida a los empaques plásticos.

 

En realidad la lista de iniciativas que podemos tomar para contribuir con esta causa es infinita. Estamos convencidos que cualquier acción aporta, lo importante es empezar por algo. 

No olvidemos que vivimos en uno de los países más biodiversos del mundo, por lo que es nuestra responsabilidad ser consecuentes con nuestros actos y ser guardianes de este paraíso. Contribuyamos a preservar el legado para las próximas generaciones. Te invitamos a sumarte 😉

 

Muy pronto tendremos una nueva colección inspirada en este tema.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *